Tratamientos de odontología


Ortodoncia lingual


La ortodoncia lingual consiste en el empleo de unos brackets especiales, fabricados a medida de cada diente, que se cementan sobre la cara interior de los dientes, lo que permite una estética prácticamente perfecta e inapreciable para los demás.

¿En qué consiste?

  • Estudio de ortondoncia: el ortodoncista diagnostica el problema y, digitalmente, elabora el plan de tratamiento.
  • Se toman medidas de la boca del paciente y se envía la información a la empresa encarga de la fabricación de los brackets.
  • Inicio del tratamiento: se colocan los brackets, esta cita es la más larga.
  • Revisiones periódicas: se revisa la evolución del tratamiento y se ajustan los brackets.
  • Fase de retención: una vez finalizado el tratamiento, se retiran los brackets y para mantener el resultado logrado, se coloca un retenedor que evita el movimiento de los dientes a su posición original.

Beneficios

  • Gran estética: al estar cementados sobre la cara interior de los dientes, son inapreciables para los demás.
  • Comodidad y precisión máximas: al fabricarse a medida de cada diente.
  • Baja tasa de descementado.
  • Rápida adaptación a los cambios fonéticos necesarios.
  • No daña el esmalte de la superficie de los dientes.
  • Fácil higiene.

Indicaciones

La ortodoncia lingual está indicada para adultos con gran preocupación estética. Permite tratar cualquier tipo de malposición, incluso casos complicados.