Tratamientos de odontología


Ortodoncia invisible


La ortodoncia invisible se basa en la utilización de alineadores transparentes, prácticamente invisibles, fabricados a medida y extraíbles a voluntad por el paciente, en vez de brackets. Cada quince días, se cambian los alineadores para ir, paulatinamente, modificando la posición de los dientes, hasta alcanzar la meta marcada.

¿En qué consiste?

  • Estudio de ortondoncia: el ortodoncista valora si el paciente es candidato o no a llevar este tipo de ortodoncia, ya que no resuelve todos los casos.
  • Se toman medidas y se envía la información a la empresa encargada de la fabricación de los alineadores.
  • Inicio del tratamiento: colocación del primer par de alineadores.
  • Revisiones periódicas: se revisa la evolución del tratamiento y se entregan los siguientes pares de alineadores.
  • Fase de refinamiento: en algunos casos, una vez finalizado el tratamiento inicial, puede ser necesario prolongar el tratamiento con más alineadores, en estos casos es necesario encargar más alineadores.
  • Fase de retención: una vez finalizado el tratamiento, para mantener el resultado logrado, se coloca un retenedor para evitar el movimiento de los dientes a su posición original.

Beneficios

  • Estética y comodidad al no tener ningún aparato mecánico.
  • Los alineadores se pueden extraer en cualquier situación, como para comer, beber, etc.
  • Fácil higiene, ya que los alineadores se pueden extraer para cepillarse los dientes.

Indicaciones

El tratamiento con alineadores invisibles está indicado, sobre todo, para personas con alta preocupación estética. Puede indicarse tanto para adultos como para niños. Es necesario un estudio por parte de un ortodoncista, para determinar si un paciente es candidato o no a llevar este tipo de ortodoncia.