Medicina estética


Peeling


El peeling químico consiste en la descamación (o exfoliación) de las capas más superficiales de la piel para producir una renovación dérmica. Dependiendo de las necesidades del paciente se utilizan distintos agentes químicos para que la renovación celular sea más o menos profunda y se puedan tratar los problemas de la piel de una manera más específica.

¿En qué consiste?

El peeling químico consiste en la aplicación en la consulta de una solución que se deja actuar durante el tiempo indicado por el médico.

Beneficios

  • Mejora de la textura de la piel: más homogénea, suave y luminosa ya que acelera la renovación celular.
  • Reducción de manchas, cicatrices de acné, poros dilatados y pequeñas arrugas gracias a la estimulación de la producción de colágeno.
  • Regulación del exceso de grasa en la piel.

Indicaciones