Medicina estética


Láser fraccionado


Con el láser fraccionado se consigue estimular la producción de colágeno sólo en una zona específica de la piel, sin afectar al resto de áreas. Se trata de un tratamiento mínimamente invasivo. Tras la primera sesión se vuelve más suave y tersa, disminuyendo las manchas y marcas de acné, así como el tamaño de los poros y la profundidad de las arrugas.

¿En qué consiste?

Consiste en la aplicación de pulsos de luz sobre la zona a tratar. Para conseguir los mejores resultados en cada paciente, los parámetros de actuación son ajustables y personalizables según cada caso a tratar.  

Beneficios

  • Mejorar la textura y el aspecto de la piel que se presenta más luminosa, joven y descansada.
  • Disminución de manchas y cicatrices de acné.
  • Reducir la profundidad de las arrugas y el tamaño del poro.
  • Incremento de la producción de colágeno en la dermis.
  • Unificar y homogeneizar el tono de la piel.
  • Actúa contra la piel grasa y el acné, por su efecto bactericida y antiinflamatorio.

Indicaciones