Medicina estética


Tratamientos estéticos


Prepárate para quererte más.
En Vivanta tenemos tratamientos tan personales como tú.
Vivanta, cuando te sientes bien, te quieres más.

Facial

Los tratamientos de hidratación facial ayudan a recobrar los niveles de agua en la piel consiguiendo aportar una mayor elasticidad y luminosidad de la piel. Varían en función de la edad y el tipo de piel del paciente.

El tratamiento de rejuvenecimiento facial consiste en combatir los efectos de la edad en la piel, haciéndolos menos evidentes, ya que con el paso de los años va perdiendo parte de sus componentes fundamentales, como fibras de colágeno y elastina, dando lugar a deshidratación, flacidez, arrugas, etc. En función de la edad y las características del paciente, se pueden aplicar distintos tratamientos.

La aparición de arrugas es uno de los principales síntomas del envejecimiento en la piel. Con el paso del tiempo, la renovación celular se ralentiza y perdemos la capacidad de síntesis de colágeno y elastina a la par que aumenta su destrucción. Todo ello, junto con la perdida de grasa y la reabsorción ósea y la mayor laxitud de nuestros ligamentos, hace que aparezcan arrugas y la piel se vuelva más flácida.

Los rellenos faciales o fillers se utilizan para devolver al rostro el volumen original que se ha ido perdiendo debido al paso de los años. Existen distintos tipos de relleno que se elegirán en función de las características de cada paciente.

Las manchas o lesiones pigmentarias de diversa índole pueden aparecer debido a la edad, al efecto dañino de las radiaciones solares o por cambios hormonales. Es muy común que estas manchas aparezcan en la zona del rostro, cuello, escote y manos, que son las zonas más expuestas a las radiaciones solares durante todo el año.

Con los tratamientos regeneradores conseguimos ralentizar la acción del paso del tiempo en la piel: pérdida de elasticidad y tersura, estimulando la regeneración celular y la producción de parte de sus componentes fundamentales, colágeno, elastina y ácido hialurónico.

El envejecimiento facial y la consecuente flacidez de los tejidos es un proceso multifactorial que afecta a diferentes capas:

  • Pérdida significativa de hueso facial.
  • Atrofia de los músculos faciales: mayor flacidez y con ello un aspecto envejecido.
  • Modificación de los compartimentos de grasa en algunas zonas de la cara:
    • Acumulación de grasa: sensación de hinchazón permanente.
    • Adelgazamiento y / o migración de grasa: arrugas y defectos del contorno.

  • Pérdida de proteínas estructurales de la piel (colágeno y elastina):
    • Disminución del nivel de colágeno.
    • Cambios en la distribución y organización de las fibras de colágeno.
    • Fragmentación de las fibras de colágeno.
    • La pérdida de colágeno hace que adelgace la capa media de la piel:
      • Pérdida de elasticidad (de elastina) .
      • Menor hidratación (a partir de ácido hialurónico).

La piel puede presentar distintos tipos de marcas y cicatrices permanentes, debidas a traumatismos, cirugías, acné, estrías, etc. Para atenuarlas e incluso eliminarlas, se pueden emplear distintos tratamientos para reducir su tamaño y profundidad.

Corporal

La celulitis es un trastorno de la piel que consiste en la acumulación de nódulos de grasa, agua y toxinas en determinadas zonas del cuerpo, fundamentalmente en caderas, muslos y glúteos. Los tratamientos para eliminarla se basan en la disolución de los nódulos, eliminación de toxinas, drenaje e incremento de la circulación en esas zonas.

La flacidez es uno de los principales efectos del envejecimiento, se produce al reducirse la producción de colágeno, lo que origina que la piel pierda rigidez y comience a descolgarse. Los tratamientos enfocados a tratar la flacidez de la piel se basan fundamentalmente en estimular la producción de colágeno.

En muchas ocasiones bajar de peso no implica reducir volumen, ya que puede haber zonas del cuerpo que presenten volumen localizado y que necesiten tratamientos específicos para eliminarlo, basados en un incremento del drenaje linfático y eliminación de toxinas.

Las estrías se producen cuando hay cambios bruscos de peso, como en los embarazos, en los que la piel se estira de forma tan rápida que rompe las fibras de colágeno y se forman esas marcas alargadas y finas. Los tratamientos de las estrías se basan en estimular la regeneración de la piel.

Las arañas vasculares o telangiectásias son dilataciones anormales de las venas, sobre todo de las piernas, debido fundamentalmente a factores genéticos y hormonales, por un proceso involutivo fisiológico, por enfermedades o la concurrencia de algunas situaciones como embarazo o tabaquismo, pasar mucho tiempo de pie, obesidad, aspectos hereditarios, etc.