Medicina estética


Tubo gástrico


El tubo gástrico o sleeve gástrico, es una técnica quirúrgica que extirpa hasta el 80% del estómago, con lo que se consigue que mantenga su funcionalidad, pero que se reduzca su capacidad, logrando sensación de saciedad con una ingesta muy reducida.

¿En qué consiste?

  1. El paciente será evaluado por nuestros médicos especialistas que estudian de forma individualizada cada caso.

  2. Preoperatorio: analítica preoperatoria, electrocardiograma y radiografía de tórax.

  3. Procedimiento: mediante el que se extirpa el 80% del estómago, por técnica laparoscopica incluyendo la parte del estómago encargada de producir la hormona que provoca el apetito (la hormona ghrelina), con lo cual la sensación de hambre que a partir de entonces experimenten nuestros pacientes será mucho menor.

  4. Normalmente es necesaria hospitalización de 24 -72 horas.

  5. Pasados diez días se puede realizar vida normal.

  6. Los resultados dependerán de la capacidad de adaptación del paciente a los nuevos hábitos alimenticios y al estilo de vida que lleve.

Beneficios

  • Reducción del tamaño del estómago hasta un 80%.
  • Controlar el hambre con un funcionamiento normal del estómago y del intestino, sin problemas de malnutrición después de la cirugía.
  • Reducción permanente y no reversible.
  • Sin efecto rebote.
  • Cirugía mínimamente invasiva.
  • Requiere poco tiempo de recuperación.
  • Resultados visibles en poco tiempo, el peso que suelen perder los pacientes que se someten a esta intervención está estimado en un 70% del sobrepeso en un año.

Indicaciones

  • Esta intervención está indicada para pacientes que no pueden evitar caer en las tentaciones culinarias y tienen hábitos alimenticios muy desordenados.
  • Pacientes con masa corporal superior a 35.
  • Pacientes en los que ha fracasado la banda gástrica.
  • Adolescentes con obesidad, para evitar abordajes más agresivos.