Medicina estética


Balón intragástrico


El balón intragástrico es una sencilla herramienta concebida para proporcionar una ayuda adicional para que los pacientes se adapten a un estilo de vida más saludable. Consiguen sentir menos hambre y les ayuda a modificar sus hábitos de alimentación, con lo que consiguen mantener la pérdida de peso una vez retirado el balón.

¿En qué consiste?

  1. El paciente será evaluado por nuestros médicos especialistas que estudian de forma individualizada cada caso.
  2. Preoperatorio: analítica preoperatoria, electrocardiograma y radiografía de tórax.
  3. Procedimiento: mediante endoscopia, se coloca en el estómago del paciente un balón blando de silicona, que se llena con una solución salina y ocupa parcialmente el estómago, produciendo sensación de saciedad.
  4. El proceso de colocación es muy sencillo y dura unos quince minutos.
  5. El paciente puede regresar a su domicilio en el mismo día.
  6. La retirada del balón se realiza por endoscopia, a los 6 meses de su colocación.

Beneficios

  • Método no quirúrgico sencillo.
  • Procedimiento ambulatorio, no requiere hospitalización.
  • No requiere tratamiento farmacológico prolongado.
  • Ayuda a crear y mantener sensación de saciedad.
  • Facilita la adopción de cambios en los hábitos de alimentación y en la forma de vida.

Indicaciones

Es una opción para todas aquellas personas que desean adelgazar y no quieren tomar medidas drásticas como la cirugía o bien no reúnen las condiciones para ella. Este método está recomendado en los siguientes casos:

  • Pacientes con IMC entre 30 y 40.
  • Adolescentes con obesidad que no cumplen con los requisitos para optar por un procedimiento quirúrgico.
  • Pacientes que no terminan de decidirse por una alternativa quirúrgica y prefieren un abordaje más sencillo.