Tratamientos de odontología


Implante dental unitario


Consiste en una pieza de titanio que va a hacer las funciones de la raíz del diente perdido. Para ello se introduce en el hueso del paciente y, una vez osteointegrado, se anexa a él la corona definitiva o diente artificial.

¿En qué consiste?

  • Primero se procede a la colocación del implante.
  • Posteriormente se toman las medidas para que el laboratorio de prótesis pueda confeccionar la corona o prótesis, siguiendo la anatomía y la estética de la boca del paciente y teniendo en cuenta la colocación del implante.
  • Por último, se fija la corona o prótesis al implante. Hay dos formas de hacerlo: atornillada o cementada.

Beneficios

Un implante dental unitario es el tratamiento ideal para reemplazar un diente perdido, ya que consigue:

  • Una estética muy natural, es totalmente imperceptible.
  • Evitar la pérdida ósea.
  • Restablecer la función masticatoria.
  • No tallar los dientes adyacentes, por lo que se trata de la solución más conservadora de todas.
  • Durabilidad, es una solución que, siguiendo las indicaciones de higiene prescritas, puede llegar a durar toda la vida.

Indicaciones

El tratamiento con implantes unitarios está indicado para pacientes a los que les falte una única pieza dental.