Tratamientos de odontología


Implantes cigomáticos


Los implantes cigomáticos son unos implantes de titanio, mucho más largos que los convencionales ya que se colocan en el hueso cigomático en vez de fijarse en el hueso maxilar.

¿En qué consiste?

La técnica que se sigue para colocar los implantes cigomáticos es similar que la seguida para los implantes convencionales.

  • Primero se procede a la colocación del implante.
  • Posteriormente se toman las medidas para que el laboratorio de prótesis pueda confeccionar la corona o prótesis, siguiendo la anatomía y la estética de la boca del paciente y teniendo en cuenta la colocación de los implantes.
  • Por último, una vez finalizado el periodo de osteointegración, se coloca la prótesis definitiva.

Beneficios

Son una alternativa para pacientes con muy poco hueso, que quieren una solución fija y estética y que no pueden colocarse implantes dentales convencionales ni con técnicas de regeneración ósea. Con ellos se consigue:

  • Recuperación funcional, estética y fonética: sin las incomodidades habituales de las sobredentaduras, permite volver a disfrutar de la comida y de las actividades sociales.
  • Máximo confort: se trata de una solución lo más parecida posible a la dentadura original y su higiene dental será como la de cualquier persona.
  • Evita la incomodidad de las dentaduras postizas que requieren de la utilización diaria de productos adhesivos y pueden llegar a ser problemáticas de limpiar.
  • Durabilidad, es una solución que, siguiendo las indicaciones de higiene prescritas, pueden llegar a durar toda la vida.

Indicaciones

Una rehabilitación con implantes cigomáticos está indicada para pacientes con muy poco hueso, que quieren una solución fija y estética, y que no pueden colocarse implantes dentales convencionales ni con técnicas de regeneración ósea.