Medicina estética


Endermología


La endermología es una técnica indicada para el tratamiento de la celulitis, la disminución de grasa localizada y la remodelación corporal. Este tratamiento actúa sobre los tejidos, estimulando la circulación, el drenaje linfático y la eliminación de toxinas, lo que resulta en una homogeneización de la piel y reducción de volumen. Gracias a estos masajes anticelulíticos la piel recupera su elasticidad, suavidad y luminosidad.

¿En qué consiste?

La endermología consiste en un masaje a varios niveles (superficial, medio y profundo) del tejido conectivo mediante un sistema de aspiración con dos rodillos. Cada sesión de endermología suele durar alrededor de 35 minutos. Para empezar a ver los resultados son necesarias varias sesiones. La duración de los resultados es variable, dependerá de varios factores: estilos de vida, edad, cambios hormonales…

 

En caso de que el paciente tenga sobrepeso, es interesante, además, llevar a cabo una dieta saludable y hacer ejercicio para alcanzar los resultados deseados

Beneficios

La endermología utiliza un equipo de alta tecnología que, mediante un sistema de aspiración con dos rodillos, realiza un masaje profundo de la piel y del tejido subcutáneo, lo que consigue incrementar el número de fibroblastos y estimular la producción de colágeno, confiriendo firmeza a la piel. Además, gracias a la eliminación de líquidos y toxinas, logra una reducción de volumen y descongestiona las zonas endurecidas típicas de la celulitis fibrosa.   Este tratamiento se puede usar en brazos, espalda, abdomen, nalgas, caderas y muslos, y es eficaz tanto en hombre como en mujer.   Es inocuo e indoloro, y además se puede combinar con otros tratamientos como mesoterapia, presoterapia o carboxiterapia.

Indicaciones