Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad.
Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Problemas bucodentales durante el embarazo

Problemas bucodentales durante el embarazo


21 enero, 2019

Problemas bucodentales durante el embarazo

¿Sabías que durante la gestación la mujer es más propensa a sufrir gingivitis y granulomas? ¿Y que, parte de los problemas de dientes y encías más comunes durante el embarazo proceden de los malos hábitos de las futuras madres a la hora de cuidar su boca?

Para prevenir la aparición de caries y enfermedades en las encías durante el embarazo, desde Vivanta recomendamos la visita al odontólogo en los primeros meses de gestación.

Principales problemas bucodentales durante el embarazo y por qué se producen

Contrariamente a lo que se cree, el bebé no obtiene el calcio de los dientes de la madre, por lo que el embarazo no tendría por qué provocar daños en su boca.

Muchos problemas aparecen cuando se adquieren malos hábitos y se descuida la higiene bucodental. Durante el embarazo pueden aparecer caries debido, principalmente, a:

– Los vómitos asociados a la gestación y al reflujo del ácido del estómago.

– Las náuseas que pueden ocasionar que dejen de cepillarse los dientes correctamente.

– Los cambios en los hábitos dietéticos y aumento de la frecuencia de ingesta de alimentos que no está acompañada de una misma frecuencia de higiene.

Los cambios hormonales también provocan gingivitis, una inflamación de las encías que puede provocar dolor y tendencia al sangrado, que si no se trata correctamente puede derivar en periodontitis. Además, pueden producirse granulomas, lesiones abultadas que sangran con facilidad y que pueden dificultar el habla y la masticación.  Éstas suelen remitir de forma espontánea después del embarazo y, en caso de que esto no ocurra deben eliminarse quirúrgicamente, normalmente después del parto.

Salud bucodental en embarazas

Recomendaciones para el cuidado bucodental de las embarazadas

Vivanta aconseja llevar a cabo una serie de medidas para evitar que el desarrollo del bebé afecte a la salud bucodental de la madre.  Lo más importante es extremar la higiene oral (cepillado después de cada comida y utilizar hilo dental) y acudir al odontólogo, para una revisión y que descarte cualquier patología previa.

El mejor momento para acudir al dentista es durante el segundo trimestre de gestación, ya que no existe ningún problema en utilizar anestesia local para asegurar la analgesia durante el tratamiento. De todos modos, el odontólogo usará fármacos anestésicos que no afectarán al bebé.

Durante el último trimestre del embarazo no se recomienda la visita debido a la incomodidad de estar sentada en el sillón dental. Tampoco se recomienda que la embaraza acuda durante el final de la gestación si tiene antecedentes de partos prematuros.


[ssba-buttons]