Tratamientos de odontología


Ortodoncia estética cerámica


Consiste en la colocación, en la cara externa de los dientes, de unos brackets de cerámica o porcelana, que es un material que puede tener distintas tonalidades de blanco, pudiendo escoger la que más se parezca al color del paciente.

¿En qué consiste?

  • Estudio de ortondoncia: el ortodoncista diagnostica el problema y elabora el plan de tratamiento.
  • Inicio del tratamiento: se colocan los brackets y se proporcionan las instrucciones de higiene oral.
  • Revisiones periódicas: se revisa la evolución del tratamiento y se van ajustando los brackets.
  • Fase de retención: una vez finalizado el tratamiento, se retiran los brackets y para mantener el resultado logrado, se coloca un retenedor para evitar el movimiento de los dientes a su posición original.

Beneficios

  • Es una ortodoncia mucho más discreta que los brackets metálicos.
  • Es más económica que los brackets de zafiro, pero presenta una peor adhesión, termina perdiendo su color y los brackets se rompen con más facilidad.

Indicaciones

  • La ortodoncia con brackets cerámicos está indicada para adultos con gran preocupación estética.
  • Permite tratar cualquier tipo de malposición, pero al tratarse de un material menos resistente, puede alargar los tiempos del tratamiento.