900 923 923

4 Zonas que delatan la edad a partir de los 40


A medida que pasan los años, vemos como van apareciendo pequeñas líneas de expresión en algunas zonas localizadas como son alrededor de los ojos, en la frente, en la comisura de los labios o en las mejillas. Estas pequeñas arrugas hacen que nos focalicemos en el rostro, ya que pensamos que es la parte de nuestro cuerpo que más delata nuestra edad.

Sin embargo, hay otras zonas del cuerpo que demuestran claramente el paso del tiempo, estas zonas son el cuello, el escote, las manos y los brazos.

Si quieres mejorar o mantener estás 4 zonas presta atención a estos pequeños consejos:

  1. El cuello es una de las zonas que más descuidamos en nuestro cuidado diario, ya que solemos acabar nuestro cuidado facial en el mentón, pero no tenemos que olvidar que la piel de esta zona es realmente fina y sensible y también está expuesta constantemente al sol. La piel al envejecer empieza a perder colágeno y elastina, lo que se traduce en una pérdida de elasticidad, que en esta zona hace que presente más flacidez, haciéndola más propensa a descolgamientos y a la aparición de papada, a presentar arrugas e incluso manchas. Por este motivo la prevención es fundamental para retrasar el envejecimiento, deberemos ayudarnos con cremas hidratantes y protección solar, que pueden ser las mismas que utilizamos para nuestro rostro o específicas para el cuello. También se puede recurrir a distintos tratamientos médico-estéticos, que estimulen la producción de colágeno y traten la flacidez.
  2. El escote, al igual que el cuello, es una zona que tiene la piel muy fina, siendo más propensa a las arrugas, los surcos y manchas solares. No tenemos que olvidar en ningún momento la hidratación y la fotoprotección de esta zona. Para tratar los signos del envejecimiento en el escote hay distintos tratamientos médico-estéticos: como por ejemplo, en caso de que hayan aparecido las temidas manchas, se puede recurrir a tratamientos de láser.
  3. Las manos suelen ser las grandes olvidadas a pesar de ser uno de los principales medios que utilizamos para interactuar con nuestro entorno. Esto hace que siempre estén expuestas al sol, al frío o a agentes químicos, que perjudican su piel cada día. La protección solar y la hidratación son primordiales si queremos evitar manchas solares y mantener nuestra piel hidratada y fuerte. En caso de que no hayas llegado a tiempo para prevenir su envejecimiento, existen distintas opciones para rejuvenecerlas de forma efectiva.
  4. Los brazos, principalmente su cara interna, tiende a acumular grasa y a perder firmeza con el paso de los años. Por otro lado, los codos también muestran signos de la edad, que se traducen en sequedad, rugosidad y flacidez. Esto no solo suele suceder a partir de los 40 años, sino que las pérdidas drásticas de peso y ciertos problemas hormonales fomentan el exceso de grasa provocando las temidas “alas de murciélago”. Si queremos combatir estos problemas es fundamental realizar ejercicios específicos para esta zona, además de realizarnos tratamientos reafirmantes que nos ayudarán a mejorar la flacidez.

Prepárate para quererte más. En Vivanta tenemos tratamientos tan personales como tú. Vivanta, cuando te sientes bien, te quieres más. Conoce nuestros tratamientos médico-estéticos: https://www.vivanta.es/medicina-estetica

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923