900 923 923

Toxina botulínica, rejuvenece tu rostro y tu mirada


La toxina botulínica de tipo A, junto con la blefaroplastia son de las técnicas más solicitadas en las clínicas de medicina estética para rejuvenecer la cara y aportar más expresividad a los ojos y la mirada.

Te contamos qué es la toxina botulínica, cómo funciona, cuánto tiempo tarda en verse sus bondades y cuáles son los efectos secundarios que puede tener.

¿QUÉ ES LA TOXINA BOTULÍNICA Y EN QUÉ TRATAMIENTOS SE APLICA?

La toxina botulínica es un medicamento que se inyecta en los músculos del tercio superior de la cara y que en los tratamientos de medicina estética se utiliza fundamentalmente para:

· Atenuar las patas de gallo.
· Suavizar líneas de expresión de la frente y entrecejo.
· Eliminar las arrugas dinámicas causadas por movimientos musculares y expresiones faciales.
· Elimina pliegues de la frente, haciendo que la persona parezca más joven.

Pero el ámbito de aplicación de la toxina botulínica no solamente se reduce a su aplicación en la cara y a la estética facial. La toxina botulínica puede aportar soluciones a otros problemas que poco tienen que ver con la belleza, como en el caso de pacientes con hiperhidrosis o sudoración excesiva, o en otro tipo de tratamientos para mitigar migrañas, dolores de espalda y reducir la tensión mandibular.

¿CÓMO FUNCIONA la toxina botulínica? 

La toxina botulínica es una proteína que se une a los receptores de los músculos de la cara, para que no reciban la señal
de contraerse, eliminando de cierta forma las arrugas entre las cejas, patas de gallo, líneas de la frente.
En el caso de pacientes con hiperhidrosis o sudoración excesiva, la proteína impide que la señal de las células
nerviosas llegue a las glándulas del sudor, para que no se secrete sudor.

¿CÓMO SE APLICA la toxina botulínica?

La toxina botulínica se administra en concentraciones muy pequeñas.
· Primeramente, el médico estético estudia al paciente y marcará aquellas áreas en las que debe inyectarse.
· Luego se aplica una compresa fría o crema anestésica.
· Finalmente, a través de una aguja pequeña se inyecta la toxina botulínica en las zonas a tratar.
Se tarda aproximadamente unos diez minutos en administrar el tratamiento y las molestias son mínimas, por lo que el paciente puede incorporarse inmediatamente a realizar sus actividades cotidianas sin ninguna molestia.

¿CUÁNTO SE TARDA EN VER LOS EFECTOS DE LA TOXINA BOTULÍNICA?

Aunque cada paciente es distinto, normalmente en dos o tres días el paciente ya puede empezar a ver los efectos de la toxina botulínica, aunque el efecto completo de la proteína en los músculos no será totalmente efectivo hasta pasadas dos semanas aproximadamente.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923