900 923 923

Todo lo que necesitas saber sobre la depilación masculina


Cómo depilarse si eres hombre es una pregunta más que recurrente. Por este motivo, vamos a explicarte el funcionamiento de los métodos existentes en el mercado. Además, comentamos cuáles son las zonas del cuerpo masculino que suelen someterse de forma más habitual a este tipo de tratamiento.

Depilación láser para hombres

La depilación láser para hombres se ha convertido en la opción favorita dada su enorme efectividad. El láser llega a la base del folículo piloso debilitándolo y provocando que el crecimiento del pelo sea cada vez más lento.

Dependiendo de las zonas a depilar, y de tus niveles hormonales, tendrás la oportunidad de lucir un cuerpo sin pelo con pocas sesiones. Recuerda que, hasta los 50 años, el crecimiento del pelo en el tórax y en la espalda será generalizado; a partir de esa edad, irá perdiendo fuerza progresivamente.

Para que el láser haga su efecto y lograr óptimos resultados, se recomienda llevar el vello relativamente largo, sobre todo en la primera sesión. Es importante que sepas que vas a necesitar varias sesiones para eliminar el pelo totalmente, aunque éste aspecto dependerá de tu tipo de pelo y de la zona a tratar.

Antes de cada tratamiento es necesario someterse a un estudio de la piel en el que se determinen su tipología y el tono del vello a eliminar. Tras realizar este informe, podrás someterte a la depilación con láser.

¿Cuáles son las zonas más demandadas del cuerpo masculino para su depilación?

Por lo general, el tronco, las piernas, la espalda, la cara y los glúteos. A la hora de afrontar este tipo de depilación, es interesante comentar los siguientes factores.

Depilación del pecho para hombres

Aparte del láser, suele usarse la cera. En este último caso, se apuesta por usar una máquina que recorte el pelo al máximo para luego aplicar la cera caliente y retirarla. En el caso de apostar por el láser para la depilación del pecho para hombres, evitarás los clásicos tirones, pero no el tener que protegerte del sol durante varios días tras la depilación. Las axilas son también una zona muy demandada que ofrece grandes resultados en pocas sesiones.

Depilación de piernas masculina

Se suele usar la cera caliente o el láser, así como el afeitado. En ocasiones, sobre todo en tu casa, se escoge la opción de afeitarse, lo que no deja de ser una mala idea, porque lo tendrás que hacer muy a menudo. De hecho, para depilar las piernas de los hombres, el láser es una opción idónea. Así evitarás repetir el proceso cada cierto tiempo y lo irás debilitando paulatinamente.

Depilación de la espalda

Dependerá de tu caso particular, pero, si no tienes demasiado pelo, el láser te ayudará a olvidarte del mismo. La cera también suele usarse, si bien la primera de las opciones citadas es la más duradera e indolora. Si lo prefieres, puedes afeitarte, aunque esto provocará que debas repetir el proceso cada cierto tiempo.

Depilación de la cara

Si te molesta la barba y su línea de crecimiento, solo puedes recurrir al láser dada su efectividad. El resto de los métodos no son ni efectivos ni recomendables. Además, dentro de este tipo de depilación han crecido las peticiones para arreglarse el entrecejo y el pelo que crece en el interior de las fosas nasales.

Depilación de los glúteos y de la zona perianal

Aparte de ser un área muy complicada de depilar en solitario, el uso de la cuchilla o de las cremas depilatorias termina provocando infecciones, en el primer caso, o un resultado demasiado irregular en el segundo. La cera fría puede ser una opción adecuada para ti, aunque no se recomienda su uso directo sobre los genitales.

También se apuesta por la depilación de las ingles y de los genitales, ya que, por lo general,  necesitan pocas sesiones (recuerda que no suelen exponerse a los rayos del sol).

¿Cuáles son los beneficios de la depilación?

Son múltiples. Debes saber que esta práctica conlleva que se reduzca tu olor corporal tras la sudoración. La eliminación total de los pelos enquistados es otra de sus ventajas. Ayuda, además, a tener una piel de mayor calidad (al eliminar la barrera entre cualquier tratamiento y la misma).

Por lo tanto, consideramos que la pregunta sobre ha quedado respondida de forma correcta. Solo nos queda recomendarte que, dependiendo de tus necesidades, te animes a probar el método que prefieras. Recuerda confiar siempre en clínicas especializadas y extremar las precauciones para aquellas opciones que puedas realizar en tu propia casa.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923