900 923 923

Todo sobre la depilación láser


La depilación láser es un método muy conocido para poder decir adiós al vello. Si estás considerando la depilación láser, vale la pena leer este artículo. Así, te recomendamos primero tener toda la información, para asegurarte de que es el tratamiento adecuado para ti.

Cómo funciona el láser

La depilación con láser reduce drásticamente el crecimiento del vello, hasta el punto de dejar de depilarte con otros métodos (como la cuchilla o la cera) por completo.

Puedes someterte al láser en cualquier parte del cuerpo. De por sí, utiliza una tecnología muy moderna que puede cubrir diversas zonas de gran tamaño. Piernas, espalda, axilas, línea del bikini, tripa, cara… no hay límite en las zonas donde puedes aplicar la depilación láser.

Antes de nada, un profesional debe evaluar el estado, grosor y color del vello. Esto es importante porque para lograr buenos resultados de depilación es esencial cumplir determinadas características.

El láser ayuda a mejorar tu imagen

Algunas enfermedades pueden mermar tu autoestima y confianza. Por ejemplo, el hirsutismo (el término médico para denominar al vello corporal excesivo) puede ser un síntoma de una afección médica subyacente y puede afectar a tu salud psíquica.

Contraindicaciones

Para la mayoría de las personas, el tratamiento de depilación láser es seguro y eficaz, pero también debes tener en cuenta las contraindicaciones al escoger el tratamiento de depilación láser. Algunas afecciones pueden empeorar significativamente y es posible que sea necesario tomar medidas antes del inicio del tratamiento. El profesional que aplique tu tratamiento debe conocer tu historial médico y cualquier medicamento que estés tomando.

Condiciones médicas que son contra indicativas

Algunas condiciones médicas deben considerarse con precaución.

El tratamiento de depilación láser puede causar problemas a las personas con infecciones virales por herpes simple o crónicas activas. Tu médico debe saber antes del tratamiento si padeces dicha infección. Puedes recibir medicamentos antivirales varios días antes de comenzar el tratamiento y continuarlos durante una semana. La medicación antiviral es importante si sufres lesiones virales en la zona en donde vas a recibir tratamiento.

También debes tener cuidado si sufres cicatrices hipertróficas. Tu médico debe usar su propio criterio y aconsejarte, ya que puedes tener problemas si la piel se daña durante el tratamiento con láser.

Otras condiciones que deben abordarse con precaución son la psoriasis, trastornos hemorrágicos, vitíligo y reacciones graves a la histamina. Además, el tratamiento de depilación no debe realizarse en la piel quemada por el sol.

Por otro lado, si actualmente estás tomando isotretinoína, debes dejar de tomarlo 6 meses antes de someterse a un tratamiento de depilación láser. Los fármacos fotosensibilizadores que son activados por las longitudes de onda de luz ultravioleta A también pueden contraindicar algunos tratamientos de depilación láser. Los esteroides, los antibióticos como las tetraciclinas y algunos analgésicos también pueden estar contraindicados.

¿Qué resultados hay?

Como te hemos comentado, el tratamiento con láser puede disminuir el crecimiento de vello de forma notoria.

Después de la primera sesión, muchas personas pueden no tener vello durante unos meses. Los pelos más adelante volverán a crecer, aunque a menudo crecen más finos, en menor cantidad y es menos probable que se noten como antes. El número de sesiones depende de cada paciente.  Lo que sí se puede notar es que el vello puede volver a crecer más claro y delgado con cada sesión realizada.
La depilación láser es más efectiva en el vello de color más oscuro.

¿Es segura la depilación láser?

La depilación láser es segura. La mayoría encuentra que la depilación láser no tiene riesgos y se tolera bien. No parece haber efectos secundarios graves para la salud a largo plazo asociados con el procedimiento.

No obstante, algunos sí que afirman haber padecido efectos secundarios menores después de la depilación láser. Por eso, debes pedir a tu médico que pruebe cómo reacciona tu piel al tratamiento con determinadas pruebas.

¿El láser duele?

Días después tras la sesión, la piel afectada puede enrojecerse y sensibilizarse, como si te tratase de una quemadura solar. Sin embargo, el proceso en sí no suele ser doloroso y las posibles molestias suelen remitir al poco tiempo.

Los terapeutas pueden utilizar hielo para ayudarte a adormecer la zona a tratar antes y después de la sesión. También, el proceso se vuelve gradualmente menos doloroso a medida que te vas haciendo sesiones y el vello se vuelve más fino.

La depilación láser utiliza una tecnología vanguardista con la que vas a poder despedirte del vello de forma duradera. Tiene pocos riesgos y resultados muy buenos. Recomendamos este método al ser seguro y que realmente proporciona resultados notorios. 

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923