900 923 923

Rinoplastia: todo sobre la operación de nariz más demandada


Seguro que más de una vez has oído hablar de que algún famoso se ha realizado una operación de nariz y has visto un completo reportaje acerca de la rinoplastia antes y despues. Pero también es muy posible que no tengas del todo claro qué es exactamente y cómo se realiza.

Qué es la rinoplastia

Si te estás preguntando que es la rinoplastia, debes saber que es uno de los procedimientos que se encarga de la remodelación del perfil facial que más se solicita. Esto se debe a los cambios evidentes que se producen en el aspecto de la persona que se la realiza.

Sin embargo, no te tienes que quedar únicamente con que es una operación de estética para mejorar tu aspecto físico y visual. También se recurre a ella cuando lo que se persigue es mejorar la función respiratoria. Por ello, hay personas que optan por esta intervención tras sufrir un traumatismo o para corregir algún defecto congénito que les provoca dificultades respiratorias.

Cómo se realiza la intervención

La rinoplastia es una intervención quirúrgica que precisa un ingreso hospitalario durante, al menos, un día.

Lo habitual es que se realice con anestesia general, aunque hay ocasiones en las que se opta por recurrir a la anestesia de la zona a operar mediante la sedación. Es una operación que lleva ya muchos años realizándose, por lo que puedes estar tranquilo porque, además, se han desarrollado técnicas mucho menos invasivas que las primeras que se utilizaban, lo que también ayuda a que el postoperatorio sea mucho más sencillo de llevar.

Para realizar la intervención se pueden emplear dos dinámicas, la rinoplastia abierta y la rinoplastia cerrada. En muchas ocasiones, especialmente en las que se realizan por un factor estético, se acomete un estudio informático para que puedas ver los resultados de la operación de nariz antes y despues.

La rinoplastia abierta

Con esta técnica lo que se hace es una mínima incisión en la parte de la piel que está situada entre la base y la punta de la nariz.

Después se procede a separar la estructura ósea para, una vez finalizada la operación, volver a colocar cada parte en su sitio mediante sutura. La cicatriz que queda a posteriori es prácticamente imperceptible.

La rinoplastia cerrada

En esta técnica se consigue ir un paso más allá eliminando la incisión y realizando toda la intervención a través de unos orificios pequeños que se practican dentro de las fosas nasales.

Con este sistema se consigue erradicar completamente la huella de la operación.

Postoperatorio y recuperación

El postoperatorio que necesitarás después de la operación de nariz, gracias a las novedosas técnicas que se llevan a cabo y que cada vez mejoran más, es mucho más llevadero que hace algunos años

Después de una rinoplastia, los primeros días, el aspecto de tu cara será, evidentemente, muy distinta a la que tendrás pasadas unas semanas. Apreciarás que la nariz y todo el rostro en general estarán más hinchados de lo habitual. No te preocupes, cuando estés en la fase de planificación de la operación, te explicarán todo al detalle para que seas consciente y no te asustes.

También tendrás que tomar analgésicos que te recetará el cirujano para mitigar el posible dolor que puedas tener, así como descongestivos para evitar la acumulación de mucosa. Una buena opción es aplicar compresas frías para coadyuvar a aminorar la inflamación.

No podrás realizar tareas que supongan un esfuerzo físico, al menos, durante los primeros días y tampoco podrás sonarte la nariz para prevenir que los puntos salten o se produzca alguna hemorragia.

La operación de nariz es, hoy en día, una intervención muy segura y con grandes resultados. Si crees que la necesitas, no lo dudes y da el paso.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923