900 923 923

¿Qué cuidados requiere un implante dental?


A día de hoy, el implante dental para sustituir a uno, varios o todos los dientes es un procedimiento quirúrgico con unas tasas de éxito cada vez mayores. Por lo general, la causa más frecuente de fracaso en esta intervención es la periimplantitis (o inflamación de los tejidos que rodean al implante) y puede producirse por una inadecuada higiene oral. Por eso, es un procedimiento que, si se realiza con las precauciones y cuidados adecuados, no debe generar problemas.

Ahora la pregunta es, ¿cuáles son estos cuidados? Aunque al final de cada intervención los pacientes reciben una serie de indicaciones por parte del equipo de odontólogos de Vivanta, hemos resumido una serie de pautas generales relativas a cuidados e higiene.

  • Una vez acabada la cirugía deberás esperar al menos 2 horaspara realizar cualquier ingesta de líquido o sólido. Una vez cumplido este plazo, es recomendable seguir una dieta blanda y fría durante el resto del día, evitando masticar con la zona afectada.
  • No te enjuagues la boca inmediatamente después de la intervención.  Si lo haces, puedes hacer caer los puntos de la sutura y producirte más sangrado. Es a partir del siguiente día de la colocación cuando podrás enjuagarte suavemente con un colutorio prescrito.
  • Evita el cepillado de dientes el mismo día de la cirugía. A partir, del día siguiente, podrás empezar a cepillarte suavemente, eso sí, sin llegar a pasar el cepillo por la zona intervenida.
  • El sangrado posterior a la cirugía puede durar entre 24 y 48 horas. Para controlarlo puedes colocar una gasa sobre la zona y morderla para mantenerla en el sitio.
  • El día de la intervención no te tumbes, ya que puede favorecer el sangrado y la inflamación de la zona, procura estar sentado y por la noche duerme con la cabeza más elevada, por ejemplo, con dos almohadas.
  • La inflamación suele durar entre 48 y 72 horas. Para aliviarla, puedes colocar una gasa fría en la zona. También se puede aplicar hielo pero, como uso su uso prolongado puede provocar quemaduras, es recomendable aplicarlo en intervalos de 10 minutos.
  • No realices actividad física el día de la operación. De esta manera se podrán evitar complicaciones relacionadas con el sangrado, la inflamación y el dolor.
  • Reduce el consumo de tabaco, las probabilidades de que se dé una complicación tras la operación es mayor entre la gente que fuma de forma habitual. El calor desprendido y los componentes del tabaco irritan los tejidos y pueden propiciar el sangrado y dificultar la cicatrización.
  • Por último, pero no menos importante, lahigiene. Si de forma habitual es importante mantener nuestra boca limpia, después de someternos a la intervención lo es aún más. Mantener una correcta rutina de cuidados contribuirá a estos a que perduren en nuestra boca toda la vida.

Si te hemos convencido o te has quedado con alguna duda por resolver puedes consultar nuestra página web www.vivanta.es o llamar a nuestro teléfono gratuito 900 923 923. Si, por otro lado, estás barajando otras opciones, ven y pide tu segunda opinión médica en los centros de Vivanta. Mejoraremos tu presupuesto o plan de tratamiento dental, sea cual sea, con calidad garantizada.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923