Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad.
Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Mentoplastia: ventajas y desventajas de la cirugía de mentón

Mentoplastia: ventajas y desventajas de la cirugía de mentón


18 marzo, 2019

Mentoplastia: ventajas y desventajas de la cirugía de mentón

A veces, nuestro rostro puede no presentar exactamente el aspecto que deseamos. Ya sea por asimetrías faciales, porque le falta fuerza o porque nos gustaría suavizar nuestras facciones. Algunos tratamientos, como la mentoplastia, están destinados a solucionar este tipo de problemas. ¿Aún no sabes qué es la mentoplastia y qué ventajas y desventajas puede tener? Sigue leyendo: te contamos todo lo que necesitas saber sobre la mentoplastia o cirugía de mentón.

Qué es la mentoplastia o cirugía de mentón

La mentoplastia es un tipo de cirugía que se lleva a cabo en el mentón y que tiene como fin darle una mayor proporción al rostro a base de modificar el tamaño y la posición del mentón o de la barbilla, de forma que se armonice con los demás rasgos faciales.

Para qué sirve la mentoplasia: ventajas

En líneas generales, esta intervención sirve para cambiar el tamaño y la forma de la barbilla, equilibrando y armonizando todo el conjunto facial con una intervención que no suele requerir mucho tiempo de recuperación. Podríamos resumir los principales objetivos de la mentoplastia en estos tres:

  • Darle más fuerza al rostro: se consigue a base de definir o aumentar el mentón;
  • Suavizar las facciones: para ellos, será necesario reducir el mentón;
  • Corregir asimetrías faciales: en este caso, puede necesitarse tanto la reducción como el aumento.

Qué precauciones tener: desventajas de la mentoplastia

A la hora de considerar la mentoplastia como el tratamiento ideal para ti, también es importante que tengas en cuenta las precauciones a seguir tras la intervención:

  • Necesitarás un tiempo de reposo: al tratarse de una intervención quirúrgica, tendrás que tomarte un tiempo de recuperación. Así, es importante que no hagas esfuerzos físicos en las cuatro semanas que le siguen a la operación.
  • Protege la zona tras la intervención: es importante que evites los golpes y las rozaduras en la zona tras la intervención. Con este fin, se protegerá la zona con la ayuda de un vendaje.
  • Es recomendable que mantengas la cabeza en alto: los primeros días es esencial que intentes tener la cabeza erguida todo el tiempo que puedas. A la hora de dormir, puedes utilizar almohadas que te ayuden a mantener esta posición.
  • Tendrás que esperar para evaluar el resultado: en este caso, la espera por esta evaluación quirúrgica global puede extenderse hasta los tres meses.
  • No te expongas al sol: también es muy importante que evites los rayos solares, como mínimo, un mes.
  • Puedes necesitar medicación específica: con el fin de evitar molestias y prevenir infecciones, el cirujano te recomendará pautas concretas de medicación.

Cómo se realiza la mentoplastia

No todas las cirugías de mentón son iguales. En función de tus necesidades, el procedimiento quirúrgico puede ser uno u otro. He aquí los principales tipos de mentoplastia:

  • Mentoplastia de aumento: si lo que buscas es conseguir un mentón más pronunciado, la técnica a utilizar será implantar una prótesis de silicona o tejido propio sin dejar cicatrices.
  • Mentoplastia de reducción: en caso de que el objetivo sea suavizar las facciones, se reducirá el hueso del mentón limándolo o acortándolo.
  • Combinar ambas técnicas: para las asimetrías y la forma, pueden combinarse las dos opciones y hasta modificar la dirección de la mandíbula.

¿Te han quedado dudas sobre la mentoplastia o cirugía de mentón? ¡Pregúntanos!


[ssba-buttons]