900 923 923

Tu piel tersa sin cirugía con los hilos tensores


A medida que pasa el tiempo, empezamos a ver como nuestra piel empieza a presentar signos relacionados con la edad, como la flacidez en la zona de las mejillas y del cuello. Estamos de acuerdo en que es mejor prevenir que curar y que es importante ocuparse de ellos desde sus primeras apariciones con métodos no invasivos, como los hilos tensores. ¿Aún no sabes qué son los hilos tensores? ¡Sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber.

Qué son los hilos tensores

Los hilos tensores son un tratamiento no invasivo con el que se consigue elevar y redensificar los tejidos mediante el uso de unos hilos reabsorbibles, por lo que se recomiendan, sobre todo, para corregir la flacidez y redefinir el ángulo de la mandíbula.

Para qué sirven los hilos tensores

Al elevar los tejidos, el rostro luce más saludable y rejuvenecido, sin modificar las características naturales de la persona que se hace el tratamiento. De esta forma, con los hilos tensores conseguirás redefinir tu rostro, así como un efecto regenerador y un rostro, cuello y mejillas más firmes de forma rápida y sencilla.

Hilos tensores - eliminar flacidez sin cirugia

En qué consiste el tratamiento de los hilos tensores

Con la ayuda de una aguja especial para este tratamiento se insertan bajo la piel hilos de material biocompatible, que se anclan en el tejido subcutáneo. Una vez dentro, estimulan de forma natural la producción de colágeno y elastina, lo que da lugar al efecto de firmeza de la piel. El procedimiento es sencillo y solo requiere anestesia local, por lo que la recuperación es rápida y los resultados se aprecian en el momento.

Qué ventajas tienen los hilos tensores

Con el fin de ayudarte a deshacerte de la flacidez y a rejuvenecer y reafirmar tu piel, este tratamiento presenta múltiples ventajas:

– La intervención es rápida: se hace de forma ambulatoria y suele durar menos de una hora.

– No deja cicatrices: es un tratamiento que no necesita incisiones, por lo que, aunque en los primeros días puedas apreciar algún hematoma, no encontrarás rastro de la intervención

– Verás los resultados al instante: los resultados se aprecian de forma inmediata.-

– Puedes combinarlo con otros procedimientos: este tratamiento es compatible con otros, como pueden ser los destinados a despedirte de las arrugas, como el ácido hialurónico y la toxina botulínica.

Cuándo puedo recurrir a los hilos tensores

No existe una edad establecida para llevar a cabo este tratamiento, pues siempre dependerá del estado de cada piel y de cada paciente en particular. Lo ideal es hacerlo cuando empiezan a aparecer los primeros signos de envejecimiento o de descolgamiento cervical y facial. Los hilos tensores pueden ser la solución que necesitas, si lo que buscas es:

– Tensar la piel: te ayudan a rejuvenecer tu piel.

– Redefinir el óvalo facial: es una forma rápida e indolora de reafirmar el rostro.

– Elevar las mejillas, las cejas y el cuello: son una buena solución para la flacidez del rostro.

¿Te han quedado dudas sobre los hilos tensores? ¡Pregúntanos!

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923