900 923 923

¿Sabías cuáles son las 5 enfermedades dentales más frecuentes?


Te las detallamos a continuación:

Caries

Las caries se producen cuando los ácidos de determinadas bacterias empiezan a afectar al esmalte del diente y a su dentina. En su desarrollo influyen varias causas, pero la principal es la mala higiene oral. Sus principales síntomas son dolor en el diente y sensibilidad dental.
El tratamiento dependerá del estado de la pieza, puede ir desde una simple obturación hasta una endodoncia. La extracción suele ser el último recurso, ya que lo ideal es intentar preservar el diente.

Enfermedades de las encías

Los problemas de las encías comienzan con una mala higiene bucodental. En función del grado de afectación se pueden presentar distintos síntomas: mal aliento, sangrado e inflamación de las encías (gingivitis) hasta destrucción de los tejidos de soporte de los dientes (periodontitis).
La gingivitis es una enfermedad reversible siempre que se diagnostique a tiempo, se aplique el tratamiento correcto y se extreme la higiene bucodental. Sin embargo, la periodontitis es un problema irreversible y crónico; llegando incluso, en los casos más avanzados, a ser necesaria una cirugía periodontal.

Maloclusión

La maloclusión consiste en una alineación incorrecta de los dientes que hace que las arcadas superior e inferior no encajen correctamente. Existen varios tipos de maloclusiones y su desarrollo puede deberse a múltiples causas, desde factores hereditarios, malos hábitos durante la niñez, hasta respirar por la boca. En función del tipo y la gravedad existen varias posibilidades de tratamiento.

Halitosis

En la mayoría de los casos la halitosis (mal olor del aliento) se debe a una mala higiene bucodental, pero también puede deberse a otro tipo de patologías subyacentes, por lo que es fundamental un correcto diagnóstico, ya que el tratamiento dependerá de cuál sea en origen del problema. Lo más común es que se base en extremar la higiene oral y en la eliminación profesional del sarro y la placa bacteriana acumulados en los dientes (tartrectomía).

Bruxismo

Se produce cuando una persona aprieta la mandíbula y los dientes de forma involuntaria, lo más frecuente es que se produzca durante la noche, aunque también puede darse durante el día. Se asocia al estrés, aunque también pueden estar implicados en su desarrollo otros factores.
Produce desgaste de los dientes, dolores de cabeza, cuello y mandíbula. Se trata fundamentalmente mediante la utilización de férulas de descarga.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923