900 923 923

¿Cómo tener los dientes más blancos?


La sonrisa es una de las primeras cartas de presentación. Especialmente, ésta llama más la atención si deslumbra con un blanco de anuncio de pasta dentífrica. Pero ¿cómo se puede conseguir lucir unos dientes blancos? Conseguirlo es posible siguiendo una serie de pautas. Primero, te explicaremos más sobre los remedios caseros más populares y posteriormente, te asesoraremos sobre los tratamientos de blanqueamiento dental que puedes elegir si los primeros no son efectivos.

Remedios caseros y naturales

Uno de los más conocidos pasa mezclar dos ingredientes para conseguir intensificar el blanco de los dientes: un poco de bicarbonato de sodio con unas gotitas de zumo de limón es una de las combinaciones más conocidas.

Otro método es utilizar aceite de coco, extendiéndolo en tus piezas dentarias. También, cabe destacar que se suele utilizar cáscara de plátano. 

Existen más remedios caseros curiosos, como el utilizar una infusión de salvia o aloe vera, cáscara de naranja o incluso vaselina.

Blanqueamiento dental

Aunque los métodos caseros son muy conocidos, pueden resultar ineficientes o demasiado agresivos para los dientes y no aseguran unos resultados tan satisfactorios como los ofrecidos por una clínica dental. Está claro que contar con ayuda profesional es la mejor garantía para que el blanqueamiento sea duradero y, sobre todo, saludable. Recuerda que abusar de algunos métodos caseros puede llevar al deterioro de algunas estructuras dentarias. Los tratamientos dentales para lucir unos dientes más blancos son:

Limpieza dental

Si hay sarro o suciedad en las piezas dentales, es importante proceder a su limpieza. Por eso, los dentistas siempre recomiendan hacer una limpieza profesional, al menos, una vez al año.

Con una limpieza dental profesional puedes eliminar la placa que se encuentra en tu dentadura y que produce un mayor acúmulo bacteriano. A su vez, este tratamiento puede eliminar algunas manchas superficiales de los dientes e, incluso, evitar la aparición de más sarro e infecciones bucales.

Blanqueamiento profesional

El blanqueamiento profesional es una técnica muy efectiva y segura. Con ella, puedes disfrutar de un blanqueamiento de larga duración. Se realiza en la consulta dental, se coloca una protección en encías y labios y consiste en la aplicación de un gel blanqueador, a base de peróxido de hidrógeno, sobre las superficies de tus piezas dentales. Este tratamiento puede llegar a eliminar manchas dentales e incluso a aclarar varios tonos de la dentadura. Está claro que también te ayuda a recuperar el blanco original de tus dientes en una o pocas sesiones.

Recuerda que los resultados no son permanentes ya que de ello dependerá el cuidado posterior de la dentadura para que no vuelva a mancharse u oscurecerse.

Carillas dentales

Este tratamiento innovador también ha conseguido cambiar la sonrisa a muchas personas. Las carillas dentales, que pueden ser de distintos materiales, se fijan a tus piezas dentales con un adhesivo especial. A su vez, pueden moldear tus piezas, así como dotarlas de unos tonos más blanquecinos.

En sí, es el tratamiento ideal para dar un toque blanco a tu sonrisa a la vez que reparas otros desperfectos, como pueden ser fracturas de piezas dentarias o un leve apiñamiento.

Es importante tener en cuenta que, junto a cualquiera de los tres tratamientos anteriores, es necesario que mantengas una buena higiene dental y evites el consumo de tabaco y alcohol. Recuerda también que determinados alimentos, como el café o los refrescos, pueden llegar a teñir tus dientes.

Conseguir unos dientes blancos puede cambiar tu calidad de vida y tu autoestima al completo. Por eso, no es de extrañar que muchas personas elijan realizar un blanqueamiento dental para conseguir buenos resultados. ¡Consulta con tus dentistas y consigue una sonrisa blanca!

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923