Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad.
Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

La diabetes: un riesgo para las caries y enfermedad periodontal

La diabetes: un riesgo para las caries y enfermedad periodontal


19 febrero, 2019

La diabetes: un riesgo para las caries y enfermedad periodontal

Si tienes diabetes, seguro que ya sabes que tienes ciertas necesidades especiales con respecto a tu salud bucal, pero ¡no te preocupes! Tu dentista y tu higienista serán tus grandes aliados para que tu boca cuente con un estado de salud óptimo. ¿Aún no sabes qué contarle al dentista sobre tu diabetes ni qué problemas de salud bucal puedes tener? ¡Sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber de la diabetes y la salud oral.

¿Qué debo contarle al dentista sobre mi diabetes?

Como cualquier especialista, tu dentista tiene que mantener tu historial médico al día. Si te han diagnosticado diabetes es muy importante que le comuniques:

– Que te han diagnosticado diabetes.
– Si la enfermedad está o no bajo control.
– Si ha habido algún tipo de cambio en tu historial médico.
– Los nombres de los medicamentos que estás tomando, tanto si los has adquirido con receta como sin ella.

¿Qué relación tienen la salud bucal y la diabetes?

Las personas que padecen diabetes suelen presentar una serie de problemas relacionados con la salud oral, como los que te contamos a continuación:

– Caries dental.
– Enfermedad periodontal.
– Disfunción en las glándulas salivares.
– Infección por hongos.
– Liquen plano.
– Infección y retraso en la cicatrización.
– Deterioro en el sentido del gusto.

Diabetes, riesgo para caries y periodontitis

Cómo evitar la caries con diabetes

Ahí donde los tienes, tus dientes están cubiertos de placa dental, que es como una película pegajosa de bacterias. Cuando comer o bebes algo con azúcares o almidones, las bacterias sacan de los azúcares unos ácidos que atacan el esmalte. Tras ataques repetidos, el esmalte puede romperse y acabarse formando una caries. Si tu diabetes no está bien controlada, las bacterias pueden prosperar por los altos niveles de glucosa.

El truco para ayudar a librarse de la placa que causa la caries es cepillarse los dientes, como mínimo, tres veces al día y usar hilo dental, por lo menos una vez al día. Intenta hacerlo a conciencia, pues la placa que se queda puede acabar formando sarro y éste, además de resultar más difícil de limpiar, puede llevarte a sufrir inflamación crónica e infección.

Relación entre la diabetes y la enfermedad periodontal

Como sabes, las enfermedades periodontales son infecciones de las encías y del hueso que sostiene los dientes en la boca. Al tener diabetes, presentas menos resistencia a las infecciones, por lo que tus encías pueden verse afectadas. Esta enfermedad suele observarse más a menudo y con mayor gravedad en pacientes con un control de azúcar en sangre insuficiente. Si presentas alguno de los síntomas de la enfermedad, no esperes más para ver a tu dentista, pues no siempre se manifiestan todos.

Cómo prevenir la aparición de la enfermedad periodontal

Aunque tengas más posibilidades de padecer esta enfermedad debido a la baja resistencia y a una cicatrización más larga, hay algunos factores que te pueden servir de ayuda a la hora de prevenir su aparición:

– Mantener bien los niveles de azúcar en sangre.
– Llevar una dieta equilibrada.
– Seguir una buena higiene oral.
– Hacerte revisiones en el dentista de forma regular

¿Tú también tienes diabetes? ¡Cuéntanos cómo cuidas de tu salud oral!


[ssba-buttons]