900 923 923

¿Como quitar el sarro de los dientes para conseguir una sonrisa radiante?


¿Sabes cómo quitar el sarro de los dientes que amarillea el esmalte? Deberías acudir a tu odontólogo para realizar una limpieza dental una o dos veces al año. ¿Te sorprende? No es solo una cuestión estética para mantener unos dientes blancos, sino que también es imprescindible para una buena salud bucal. 

Los riesgos del sarro

Uno de los motivos principales por los que nos preocupa la placa que se forma encima en los dientes es que amarillea y ensucia el esmalte. Esto puede acomplejar a muchas personas que intentan sin éxito eliminarlo con el cepillado diario. Sin embargo, la placa se va endureciendo con el paso del tiempo y resulta imposible de eliminar con el cepillo o el hilo dental. 

Este sarro está formado por bacterias y otras sustancias que, si no se eliminan, pueden provocar caries y enfermedades de las encías, como por ejemplo gingivitis y periodontitis. Es probable que ya padezcamos algún problema si a menudo nos sangran. Por ello, debes dar importancia a este problema para evitar enfermedades más graves.

¿Cómo quitar el sarro de los dientes?

La solución para eliminar la placa la tienes a tu alcance. Solo tienes que acudir a tu dentista para solicitarle una limpieza dental. Mediante este sencillo procedimiento se te va a quitar la placa bacteriana o sarro de la superficie de los dientes y también de la línea de debajo de la encía y el espacio interdental, zonas a las que es más difícil llegar con el cepillado.

Si te preguntas si la limpieza dental duele, debes saber que es un procedimiento indoloro. Sin embargo, debe realizarlo siempre un profesional cualificado. Además, él te orientará para que conozcas la frecuencia de las próximas visitas, que dependerá de cada persona. 

¿Se puede evitar que aparezca el sarro?

La aparición del sarro es inevitable, aunque depende de muchos factores y cambia mucho de una persona a otra. Debes tener en cuenta que las bacterias están presentes en la boca incluso aunque nuestra higiene dental sea perfecta. 

Además, al tener una textura porosa, cuanto más sarro tengamos, más fácil será que se nos manche el esmalte por culpa del tabaco, el café, el té o incluso los pigmentos de algunos alimentos. Por este motivo, aunque es imposible prevenir por completo, una alimentación saludable y evitar estos hábitos perjudiciales puede ser de gran ayuda. 

La limpieza dental

A continuación, te explicamos en qué consiste la limpieza de los dientes, los beneficios que obtendrás y algunas indicaciones importantes que debes tener en cuenta. 

¿En qué consiste?

En primer lugar, antes de realizar la limpieza dental se te hará una completa revisión de los dientes, las encías y la lengua. Este paso es imprescindible para descartar cualquier posible patología de la boca. 

El proceso de limpieza se realiza con ultrasonido para eliminar la mayor parte del sarro y, si es necesario, se utiliza la cureta para completar el trabajo de manera precisa y manual. También se pasa un hilo dental para llegar a los espacios interdentales.

Por último, se hace un pulido de los dientes con una pasta blanqueadora y fluorada. Con este último paso se deja el esmalte liso y sin rugosidades en las que pueda aparecer de nuevo la placa con facilidad. Además, la pasta blanqueadora ayuda a eliminar las manchas más superficiales que ensucian el esmalte. 

¿Cuáles son los beneficios de la limpieza dental?

Acudir a tu dentista para hacerte esta limpieza con la frecuencia que te recomiende te ayudará a hacer un control general de tu salud bucal y, además, a conseguir estos beneficios: 

  • Eliminar la placa bacteriana y el sarro.
  • Reducir la inflamación y de las encías que puede puede ser molesta e incluso dolorosa en algunos casos, hasta llegar a provocar sangrado. 
  • Eliminar las manchas superficiales del esmalte. A pesar de que debemos tener en cuenta que el color viene determinado por el esmalte, sí que podremos limpiar toda la superficie del oscurecimiento progresivo. 
  • Evitar la aparición de enfermedades bucales como la caries, la gingivitis o la periodontitis. Esta última puede llegar a ser grave, ya que puede implicar la pérdida de piezas dentales, además de muchas molestias. 

Indicaciones

La indicación general para personas sanas es de una limpieza dental cada seis meses. Este tipo de limpieza profesional no significa que no debamos mantener una buena higiene oral a diario, con el uso de pasta de dientes, hilo dental y colutorio. Es imprescindible una limpieza correcta después de cada comida y, muy en especial, antes de acostarnos. 

Ahora ya sabes cómo quitar el sarro de los dientes para tener una boca saludable y una sonrisa radiante. No te olvides de pedir cita con tu odontólogo para tu limpieza dental cuanto antes. Él te recomendará la frecuencia con la que debes realizarlas y te podrá asesorar en todas tus dudas. 

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923