900 923 923

¿Cómo limpiar una prótesis dental?


Cómo limpiar una prótesis dental es una pregunta recurrente entre los usuarios de este tipo de productos. Las prótesis dentales deben limpiarse de forma correcta para prevenir la aparición de gérmenes que pudieran terminar afectando a tu salud dental. A continuación, te ofrecemos una guía práctica para que logres limpiar tu prótesis con plena eficacia.

Limpieza de prótesis dentales fijas

Las prótesis dentales fijas requieren una serie de cuidados específicos que se convierten en decisivos para alargar su durabilidad y evitar así infecciones. Son los siguientes:

Adquiere un cepillo dental apropiado y combínalo con una pasta de dientes específica. No dudes a la hora de eliminar la placa acumulada en las encías y cepilla tu lengua.

Usa cepillos interdentales o seda dental con cierto grosor. El espacio entre los dientes puede convertirse en un terreno abonado para las caries. Será el dentista quien escoja el tamaño más apropiado.

Un irrigador puede ayudarte a limpiar con mayor eficacia los espacios de difícil acceso. 

Si el dentista te lo recomienda, usa un colutorio para erradicar la placa dental por completo.

Si utilizas una prótesis dental fija sobre implantes debes prestar especial atención a la zona de las encías en la que van insertados los mismos. Resulta habitual sufrir periimplantitis (una inflamación) que podría conllevar incluso la caída del implante. En este caso, la limpieza dental profesional ha de realizarse cada seis meses.

Visita al dentista periódicamente para que te haga una limpieza. Las prótesis híbridas sobre implantes deben retirarse, al menos, una vez cada dos años para proceder a su minuciosa limpieza.

Cómo limpiar una prótesis dental removible

La limpieza de una prótesis dental removible quizá parezca más sencilla que la arriba descrita, pero también exige una dedicación específica para preservar su salubridad. Las siguientes recomendaciones te ayudarán a lograr un óptimo resultado:

Esta prótesis ha de retirarse diariamente para cepillarla y depositarla en un vaso con agua fría al que se le haya añadido una pastilla limpiadora. Antes de volver a ponértela deberás cepillarla correctamente. Si no la vas a utilizar, déjala en el agua.

El uso de agua hirviendo es contraproducente, ya que altera la forma de la prótesis.

Es necesario limpiar totalmente el adhesivo utilizado para su fijación antes de colocarla en el vaso de agua. Puedes usar un cepillo de dientes para esta tarea siempre que no sea con el que te cepillas los dientes habitualmente.

Una vez al año es necesario ir al dentista para que limpie la prótesis con ultrasonido.

Resulta imprescindible evitar llevarla las 24 horas, puesto que puede provocar una infección en la boca (estomatitis).

En ambos casos, es siempre recomendable tener en cuenta las instrucciones de tu odontólogo. En ocasiones, el tipo de limpieza a llevar a cabo dependerá también de los materiales utilizados, de si la prótesis es total o no lo es y de otros aspectos relacionados con tu caso particular.

Si resulta imprescindible no caer en el error de descuidar la higiene o de cepillarse los dientes de forma incorrecta,lo mismo sucede en el caso de las prótesis removibles, con el uso de las pastillas limpiadoras o con la limpieza del adhesivo. Las antedichas opciones solo conllevan el empeoramiento progresivo de tu salud dental e incluso el deterioro de la efectividad de la prótesis escogida.

Esperamos haberte aclarado cómo limpiar una prótesis dental y haberte ayudado a identificar cuáles son los puntos débiles de la misma. Poniendo en práctica los consejos arriba explicados lograrás proteger tu boca de cualquier tipo de infección y, sobre todo, conseguirás que tu prótesis se convierta en tu mejor aliada para masticar correctamente.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos gratis al 900 923 923